¿Vacaciones de calidad?


¿Vacaciones de calidad?

Hoy en día el mundo va a una velocidad vertiginosa. Continuas novedades, cursos, fechas, decisiones… este ritmo hace que nuestro cerebro llegue un momento en el que nos pida parar, hacer un alto en el camino, y ahí es donde son vitales las vacaciones. 

Hoy en día el mundo va a una velocidad vertiginosa. Continuas novedades, cursos, fechas, decisiones… este ritmo hace que nuestro cerebro llegue un momento en el que nos pida parar, hacer un alto en el camino, y ahí es donde son vitales las vacaciones de calidad. 

En este periodo deben descender considerablemente las obligaciones y subir mucho las actividades placenteras, esas para las que normalmente no tenemos tiempo, para las que echamos de menos.

Descansar en este periodo hace que el cortisol que tenemos durante nuestro día a día descienda, y con él la tan temida ansiedad.

¿Habéis notado que en vacaciones se nos ocurren montones de ideas? Cuando hemos conseguido desconectar observaréis un aumento en nuestra creatividad, mermada con este día a día. Junto con ésta, la capacidad para razonar y atender también notarán una gran mejora.

Pero no penséis que el sólo hecho de tener unos días sin ir a trabajar hace que nuestro cerebro consiga estos beneficios. Es necesario hacer por descansar, no sólo tirarse al sofá o la cama.  El descanso proviene del cambio en nuestras actividades cotidianas y la forma de afrontar esos días, es decir, exige un cambio actitud. 

¿Cuál es la mejor clave? ¡La improvisación!

Estas vacaciones y cualquier otra, ábrete a la flexibilidad y notarás un cambio que aún seguirá en tu vuelta al trabajo. 

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: