Consejos nutricionales para llevar mejor la cuarentena

consejos nutricionales
consejos nutricionales

niños en casa, sin trabajar, sin poder salir a caminar o correr, más ansiedad, mayor aburrimiento, más paseos a la nevera.. un sinfín de posibilidades que nos pueden hacer caer en una mala alimentación afectándonos a nivel físico y mental. ¿Cómo podemos hacer frente a esta situación? 

Muchos de nosotros se estará planteando lo difícil que es comer bien en esta situación, cada uno con sus particularidades: niños en casa, sin trabajar, sin poder salir a caminar o correr, más ansiedad, mayor aburrimiento, más paseos a la nevera.. un sinfín de posibilidades que nos pueden hacer caer en una mala alimentación afectándonos a nivel físico y mental. ¿Cómo podemos hacer frente a esta situación? 

1. Lo primero es establecer una rutina y planificar actividades y comidas de toda la semana. Escribe todo lo que quieres hacer en una plantilla y las recetas de las  comidas. Incluye fruta y verdura a diario y ve complementando con proteínas (aves, pescado, huevo, legumbre) y con cereales (arroz, pasta, quinoa, avena). Y bebe mucha agua, su bajo consumo nos puede provocar estreñimiento y que nuestro cuerpo trabaje peor. 

2. ¡Aprovecha y cocina! Ya que tenemos tiempo es una buena opción para distraerse. Busca aquella receta para la que nunca tienes tiempo o investiga nuevas recetas con las que probar nuevos sabores. Ya sean recetas elaboradas para los chefs de la casa o más sencillas si no eres muy cocinillas, la cuestión es innovar. 

3. Seguidamente haremos la lista de la compra de manera saludable, sensata y sostenible. Elige los ingredientes que necesitarás para esas recetas previamente planificadas y escoge algún que otro alimento básico para tener de alternativa. Priorizar alimentos congelados, envasados y conservas que no se echan a perder tan fácilmente y seguir con alimentos perecederos frescos en cantidad justa, así evitaremos caer en el desperdicio alimentario, que ya se considera un problema a nivel mundial. Evita comprar en exceso y sin control. 

4. Una vez las comidas están listas plantea una rutina de ejercicio. Ya que no podemos salir de casa, la actividad física se va a  ver muy reducida y esto nos puede afectar a la hora de conciliar el sueño, por no gastar energía, y nos puede hacer empeorar nuestro tránsito intestinal. Busca qué actividad es la que más te apetece hacer: pilates, yoga, bailes, ejercicios intensos tipo HIIT, incluso podemos desempolvar la cinta de correr que tenemos en casa y darle uso! Es preferible no realizar el ejercicio a última hora de la tarde para que no nos active demasiado y no nos afecte al sueño. 

5. Por último, cuidado con los momentos de ansiedad. Al salir de nuestra rutina seguramente nos veamos más débiles a la hora de elegir alimentos saludables y evitar esos picoteos. Para combatir esa situación busca actividades que te distraigan, que sean placenteras para ti y que puedan hacer que te olvides de ese picoteo por un tiempo: leer un libro, hacer manualidades, hacer ejercicio físico, buscar aficiones nuevas, jugar a juegos en casa con familiares etc. Aun así, si no consigues controlar ese impulso de picar por ansiedad intenta tener opciones saludables a tu alcance para evitar abusar de los ultraprocesados (evitar a toda costa, aun habiendo niños en casa, no les hace bien a nadie). Priorizar frutos secos, encurtidos, conservas, frutas, fruta deshidratada, lácteos, humus, palitos de verdura, chips caseras de frutas etc). 

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: